Construir una Ciudad solidaria

November 27, 2012

Para miles de inmigrantes indocumentad@s que viven en las ciudades de este país como Montreal, Toronto y Vancouver, dichos lugares son maquiladoras. L@s inmigrantes y l@s refugiad@s trabajan en las labores más precarias y peligrosas. La economía canadiense no puede sobrevivir sin esta fuerza de trabajo que es explotada  debido a la amenaza constante de expulsión por su estatus migratorio.

Esta gente indocumentada son nuestr@s vecin@s, nuestr@s colegas, nuestr@s compañer@s de clase y nuestros amig@s. Son personas cuyo único crimen fue migrar en búsqueda de una mejor vida para ell@s y para sus familias.

Frecuentemente l@s inmigrantes sin papeles no tienen acceso a los servicios esenciales como la salud, educación o servicios sociales. Tal vez nunca se atreven ingresar a un hospital, clínica o banco de alimentos por temor a que su condición sea revelada  a las autoridades.

Nosotr@s demandamos que:

  • Todas las personas que viven aquí tengan acceso a una atención médica gratuita en las clínicas, los hospitales y los CLSC. Los centros médicos no deben pedir información sobre el estatus de inmigración de las personas. En su lugar, deben trabajar para proporcionar la atención adecuada y respetuosa para tod@s l@s usuarios. La salud debe ser accesible a tod@s y apoyar los esfuerzos para defender el sistema público de salud.

 

  • Todas las personas residentes en Canadá deben tener el derecho de  poder  asistir a la escuela de forma gratuita, independientemente de su estatus migratorio o el de sus padres. Estamos a favor de la educación universal para todos, desde el jardín de niños hasta la universidad, y defendemos el acceso a la libre educación en todos los niveles y para todas las personas .

 

  • La agencia de servicios fronterizos canadienses (ASFC) no debe tener  ningún derecho para entrar y arrestar a los emigrantes en los hospitales, las clínicas,  los asilos, las escuelas o cualquier espacio que provea servicios esenciales. En última instancia, la ASFC no es bienvenida  en ningún lugar de nuestras comunidades.

 

  • Cualquier persona residente en Canadá debe de tener acceso a la vivienda social, a los bancos de alimentos,  a los subsidios de desempleo y a cualquier otro  servicio de bienestar social, independientemente de su estatus migratorio.

Construir una Ciudad Solidaria es construir también una ciudad que rechaza un sistema que engendra pobreza y angustia, no solamente para l@s inmigrantes y refugiad@s, sino también para miles de Montreales@s que enfrentan esta realidad.

Se nos impone el miedo, la precariedad y la división. Nosotros replicamos con la solidaridad, la ayuda mutua y la acción directa.

La campaña Ciudad Solidaria es una tentativa de generalizar y propagar principios de base que han guiado las luchas inmigrantes en Montreal:

  • Romper el aislamiento y el miedo; crear una red y unirse alrededor de reivindicaciones comunes, claras y concretas (lo que quiere decir: papeles para tod@s, y la oposición a la deportación y a la detención);
  • La práctica cotidiana de la ayuda mutua y de la solidaridad (un trabajo de apoyo) que contrasta con la caridad y el paternalismo;
  • Organizar campañas que provengan de la realidad de la gente;
  • Construir a largo plazo una red con gran capacidad de apoyo y ayuda mutua;
  • Hacer responsables a los tomadores de decisiones políticas de sus actos y gestos;
  • Utilizar la acción directa para obtener la justicia;

¡Únete a nosotros!

Comments are closed.